¿A qué dedica el tiempo tu jefe a lo largo del día?

El jefe

No a qué dedica el tiempo libre como dice la canción de Perales… sino a qué dedica el tiempo tu jefe en el trabajo.

Acabamos de leer un artículo muy interesante que seguro que va a hacerte reflexionar sobre los jefes. A día de hoy cicrculan muchos chistes, rumores y leyendas sobre los jefes.
¿Qué hace el boss todo el día en la planta noble?
¿Se frota la sien en busca de ideas geniales para duplicar el beneficio o se dedica a otras cosas convencido de que esto de la maquinaria empresarial rueda sola mientras los trabajadores siguen remando?
¿Con quién se ve? ¿Con quién come? ¿Por qué no viene la semana que viene y por qué desapareció la última?
 

Según lo que hemos leído, una de las preguntas habituales en la economía del management es a qué dedican los jefes exactamente el tiempo de su jornada y de cuántas horas es. Hay algunos que llegan a decir que trabajan más de 60, 70 y 80 horas, especialmente en el caso de los norteamericanos pero…¿es cierto?
Según el experimento «What do Ceos do?«, realizado por Harvard Business School, London School o Economics y el European University Institute a los consejeros delegados de casi un centenar de empresas italianas, la conclusión es que la media de los jefes trabaja alrededor de 48 horas semanales y los que más se esfuerzan, llegan a las 68 horas. Parece ser que la mayor parte de su tiempo (85%) se concentra en reuniones con otras personas. Un 42% de esos encuentros es con gente de casa y un 16% con personas de fuera.
El informe sostiene que cuantas más  horas trabaja el jefe, mejor le va a la empresa porque la relación es directamente proporcional entre las horas trabajadas por el jefe, y los resultados económicos de la empresa.
Luego, si a tu empresa le va bien…es señal de que tu jefe no piede el tiempo en la planta noble. Además, nos dice que los mejores jefes son los que más tiempo dedican a reunirse y a hablar con sus subordinados.
Según el estudio, los jefes más cercanos son los que más problemas resuelven y más alientan las ideas. En cambio, los menos aplicados son los que pasan más tiempo fuera de la empresa porque parecen estar más preocupados por su futuro profesional, por su red de contactos… que por su propia empresa.

Tenlo en cuenta 🙂